IMPLANTE DE ANILLOS CORNEALES INTRAESTROMALES GUIADOS POR LÁSER PHENTOSEGUNDO

Los anillos o también denominados segmentos corneales intraestromales, se emplean para detener el avance del queratocono y la deformación corneal. Son de material acrílico y sección triangular, existiendo diferentes tipos en función de su longitud y espesor. 

El éxito de este tratamiento depende en gran medida de una correcta y minuciosa exploración preoperatoria, en base a determinar con la mayor exactitud posible, que tipo de anillos o segmentos corneales debemos implantar y en que localización.

 

Quiero operarme, ¿soy candidato?

Los pacientes candidatos a la implantación de anillos corneales intraestromales son todos aquellos que presenten queratocono u otras causas de astigmatismo irregular, y que no toleren las lentes de contacto o presenten una deformación corneal tal que no les permita alcanzar una adecuada función visual.

Como en cualquier tipo de cirugía existen riesgos quirúrgicos, pero al tratarse de una cirugía potencialmente reversible, la gran mayoría de ellos son solucionables al retirar el anillo corneal.

ANILLOS CORNEALES CON LÁSER DE FEMTOSEGUNDOS

Antes de implantar los anillos corneales es necesario crear un “túnel” en la capa central de la córnea(estroma),

El tiempo de recuperación tras la cirugía es variable, pero normalmente al día siguiente se puede hacer una vida normal. No obstante, la visión puede fluctuar hasta el tercer mes después de la cirugía, momento en el que se alcanza la estabilidad.

El objetivo de este tratamiento es regularizar la forma de córnea deformada, deteniendo o retrasando la progresión del queratocono. Es habitual tener que utilizar gafas o lentes de contacto tras la intervención para alcanzar una visión óptima.