GLAUCOMA

¿En qué consiste el Glaucoma? 

El Glaucoma es una enfermedad silenciosa, que consiste en el aumento de la tensión ocular (presión dentro del ojo). Se produce debido a la dificultad en la salida del líquido que hay en el interior del ojo (humor acuoso) o a un aumento en su producción, lo que ocasiona daño irreversible en el nervio óptico y puede conducir a la ceguera. 

En un principio, en la mayoría de los casos, la enfermedad se suele controlar con el empleo de colirios o con láser, pero si no se logra, hay que realizar cirugía, con o sin implante valvular. 

La intervención quirúrgica tiene por objeto facilitar la salida del humor acuoso para que la tensión ocular disminuya y evitar la pérdida progresiva de visión. Salvo excepciones, se realiza bajo anestesia local.

Captura de pantalla 2019-02-05 a la(s) 1

Complicaciones y Riesgos de la operación de Glaucoma

En el post operatorio pueden aparecer: infecciones, cierre defectuoso de la herida, descontrol de la tensión ocular con episodios de hipertensión o hipotensión ocular, uveítis, desprendimiento de coroides, hemorragia expulsiva y desprendimiento de retina, a pesar de la intervención. 

Estas complicaciones pueden obligar a realizar una segunda intervención o requerir tratamiento médico, para intentar solucionarlas, pero en escasas ocasiones (menos del 1%), pueden llevar a la pérdida del globo ocular.

Alternativas posibles:

Continuar con tratamiento médico (colirios hipotensores) u otro tipo de cirugía.

Indicaciones pre - operatorias

Previo a la cirugía, el Oftalmólogo debe realizar un examen completo de sus ojos, para asegurarse que no exista alguna enfermedad o condición que impida realizar el procedimiento o empeore el pronóstico. 

El día de la intervención, el paciente debe tener todos los exámenes solicitados, el pase de su Médico tratante y haber informado acabada y verazmente todos sus antecedentes de salud. 

El paciente debe presentarse acompañado por algún familiar o tutor, al ingresar y al retirarse del Instituto.

 

Indicaciones post - operatorias

Cumplir con las indicaciones de su Médico, usar colirios nuevos, lavarse las manos antes de su aplicación, evitar manipular el área de sus ojos, no tocarlo el primer día, especialmente no frotarse y no poner presión.

Recuperación

Es un factor determinante en la recuperación, el cumplimiento estricto de la indicación médica, acudir rigurosamente a todos los controles indicados y consultar de inmediato a su tratante en caso de molestias o dolor, para evitar el desarrollo de complicaciones posteriores. 

La agudeza visual final será similar a la que tenía antes de la intervención, pues la pérdida de visión que ocasiona el glaucoma no es recuperable. El objetivo de la cirugía es detener el daño y que no continue agravándose la pérdida de la visión. 

.