IMPLANTE DE LENTES FAQUICOS

¿Qué es la cirugia refractiva con Lente Intra Ocular (LIO) Fáquico?

Es un tipo de cirugía Refractiva en la cual por medio de un Lente Intraocular se corrige el defecto refractivo del paciente, se realiza sin la extracción del cristalino , en pacientes sin presbicia y que presentan contraindicaciones para cirugía refractiva laser o que las dioptrías (poder) excede lo que se puede tratar con técnica laser . Por lo general serán pacientes entre los 18 y hasta los 45 años aproximadamente.

¿Cuándo se indica un LIO Fáquico?

El primer requisito es la edad, ya que para pensar en una cirugía lo fundamental es que la refracción del paciente se encuentre estable, esto quiere decir que la potencia del Lente óptico no aumente ni disminuya. Siempre debemos ir de lo menos invasivo a lo más invasivo. Lo menos, serán los lentes ópticos, luego Lentes de contacto y finalmente la cirugía que podrá ser una cirugía que se realiza sobre la córnea (Cirugía Refractiva láser), Retirando el Cristalino (Facoemulsificación por lo general) o bien poniendo un Lente dentro del ojo sin retirar el Cristalino. Este último lente se puede poner delante del Iris (cámara anterior) o bien detrás del Iris (cámara posterior)

El paciente al igual que toda cirugía refractiva debe cumplir con requisitos técnicos y médicos , por lo que el Dr. Franco Valenzuela le solicitara exámenes preoperatorios para objetivar si Ud. Es un paciente idóneo para esta técnica quirúrgica.

¿Cómo se realiza esta cirugía?

A través de una micro incisión se implanta un lente intraocular (LIO) y dependiendo de su ubicación será necesario dilatar o no. Cuando su ubicación final sea delante del Iris es necesario achicar la pupila, en caso contrario cuando será ubicado detrás del Cristalino, será necesario tener una excelente dilatación. En la mayoría de los casos no requiere sutura, porque la pequeña incisión sella por sí sola.

El procedimiento, tiene una duración aproximada de 30 minutos y se realiza con anestesia tópica (gotas de anestésico) o sedación. El paciente, no sentirá molestia ni dolor.

Complicaciones y Riesgos

Al igual que cualquier otra cirugía, el implante de estos tipos de LIO tiene riesgos, una de cada mil personas que se operan con esta técnica, sufre algún tipo de complicación, pero existe solución en la mayoría de los casos. Estas dependerán de su ubicación y de la forma de anclaje en el ojo.

Entre las principales complicaciones podemos mencionar: Disminución del recuento de células endoteliales (será necesario retirar el Lente implantado), Atrofia sectorial del Iris (relacionado con la zona de anclaje), Luxación del LIO, Catarata, Endoftalmitis precoz o tardía, Hemorragia expulsiva, Queratopatía Bulosa, Glaucoma Agudo por viscoelástico, Desprendimiento coroideo, Ptisis Bulbi, Desprendimiento de Retina, entre otras.

Es importante mencionar que existen patologías asociadas al defecto refractivo previo del paciente que no son parte de las posibles complicaciones derivadas del procedimiento quirúrgico en sí, por lo que es importante mantenerse en control oftalmológico como cualquier paciente en forma regular para la pesquisa precoz de las mismas en caso de su aparición.

Dado que es necesario algún tipo de anestesia, pueden suceder situaciones imprevistas, relacionadas con esta. Por lo general se realiza con anestesia local o tópica.

Indicaciones pre – operatorias

Previo a la cirugía, el oftalmólogo debe realizar un examen completo de sus ojos, para asegurarse que no exista alguna enfermedad o condición que impida realizar el procedimiento o empeore el pronóstico. Es de vital importancia realizar una medición de la longitud de su ojo, curvatura de la córnea y el recuento de células endoteliales, para calcular el poder del lente intraocular LIO que se va a implantar.

El día de la intervención, el paciente debe tener todos los exámenes solicitados, el pase de su médico tratante y haber informado acabada y verazmente todos sus antecedentes de salud.

El paciente debe presentarse acompañado por algún familiar o tutor, al ingresar y al retirarse del Instituto.

Recuperación

La visión puede ser borrosa durante los primeros 2 o 3 días, debido a la mínima inflamación que se produce, pero la recuperación es rápida y progresiva. En la gran mayoría de los pacientes, el ojo operado no es doloroso, aunque es normal que se presente una ligera molestia el mismo día de la cirugía, similar a tener una pestaña dentro del ojo. Los pacientes quedan con licencia médica y el seguimiento postoperatorio es de varias semanas. Alrededor de quince días después del procedimiento, podrá realizar cualquier actividad como si nunca se hubiera operado.

Es un factor determinante en la recuperación el cumplimiento estricto de la indicación médica, acudir rigurosamente a todos los controles indicados y consultar de inmediato a su tratante, en caso de molestias o dolor, para evitar el desarrollo de complicaciones posteriores. Estos lentes fáquicos requieren de un control permanente para evaluar el Recuento de células endoteliales ya que su baja fuera de los valores normales puede implicar la remoción de lente implantado. Si Ud. no está dispuesto(a) a realizarse estos controles, es mejor que se lo manifieste a su médico y no se opere. 

Indicaciones post - operatorias

Cumplir con las indicaciones de su Médico, usar colirios nuevos, lavarse las manos antes de su aplicación, evitar manipular el área de sus ojos, no tocarlo el primer día, especialmente no frotarse ni poner presión durante 5 días. En esta cirugía es vital el control sistemático con Recuento de células endoteliales, ya que como esta explicado, si baja mucho el recuento será necesario retirar el Lente implantado al igual que ante la aparición de Catarata, debilidad zonular, luxación traumática entre otras

Si a pesar del Lente implantado el paciente presenta una ametropía residual (efecto no deseado), este será corregido con lentes ópticos. Si el paciente es mayor de 40 años deberá ocupar lentes para la presbicia, por lo mismo si es mayor de 45 a 50 años se le ofrecerá otro tipo de cirugía u otro tipo de Lente Intra Ocular.