RETINOPATÍA DIABÉTICA

La retinopatía diabética es una complicación ocular de la diabetes, causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina del fondo de ojo.

Estos vasos sanguíneos debilitados pueden dejar salir líquido, lípidos o sangre, formar ramas frágiles en frente de la retina, Cuando la sangre o líquido que sale de los vasos lesiona o forma tejidos fibrosos en la retina, la imagen enviada al cerebro se hace borrosa.

Los pacientes que padecen diabetes por largo tiempo corren mayor riesgo de desarrollar retinopatía diabética al igual que las personas con mal control metabólico.

Habitualmente esta complicación antes de hacerse evidente al paciente, puede detectarse fácilmente a través de un examen de fondo de ojo o fotografías del fondo de ojo, por lo que los pacientes diabéticos requieren un control periódico al menos una vez al año, aunque no tengan síntomas visuales.

Si se controla adecuadamente solo un pequeño porcentaje tiene problemas serios de visión y en casi todos se puede prevenir el desarrollo ceguera.

 

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los síntomas de retinopatía diabética abarcan:

  • Ceguera brusca

  • Visión borrosa

  • Moscas volantes

  • Sombras o áreas de visión perdidas

En muchas personas la enfermedad puede ser asintomática, por lo que todo diabético debe controlarse su visión en forma periódica.

 

TRATAMIENTO

  • El tratamiento en los casos de retinopatía diabética proliferativa (la más peligrosa) consiste en usar láser para fotocoagular las zonas de la retina que se encuentran enfermas. Esta intervención es ambulatoria y solo se aplica luz. En este tratamiento no se necesita una incisión y puede realizase en el consultorio. Si la retinopatía diabética se descubre pronto, la fotocoagulación con láser puede detener el daño.

  • Si existe acumulación de líquido en la zona central de la retina (edema macular), las inyecciones dentro del ojo de un grupo de medicamentos llamados antiangiogénicos está indicada inicialmente en forma periódica una vez al mes.

  • En el caso de que el humor vítreo esté lleno de sangre se procede a realizar una vitrectomía, una intervención compleja a través de la cual se extrae el humor vítreo lleno de sangre del ojo, reemplazándolo por una solución artificial transparente, lo que permite realizar una fotocoagulación láser completa de la retina posteriormente en el mismo acto quirúrgico.

  • En casos de mayor daño, la retinopatía diabética puede causar desprendimiento de retina, produciendo una pérdida grave de la visión o ceguera, a menos que se recurra a una operación precozmente.

  • El éxito en el tratamiento de la retinopatía diabética no depende solamente del descubrimiento oportuno, la vigilancia y el tratamiento por parte del oftalmólogo, sino también de la actitud y cuidado propio del paciente. Se deben tomar todos los medicamentos y cumplir con la dieta recomendada para controlar la diabetes.