Existen entre 20 a 30 glándulas de Meibomio en el párpado superior y entre 10 a 20 en el inferior que tienen por función aportar el componente lipídico de la lagrima. Cuando se obstruye el conducto de salida de una o más glándulas de Meibomios se produce la acumulación de material lipídico de consistencia gomosa generando un aumento de volumen palpebral en esa zona , eso es lo que denominaos chalazión.

El Chalazión, es en general un problema tratable en su fase inicial, manejado con calor local, inyecciones u otras alternativas de tratamiento. Sin embargo, si falla el tratamiento y no desaparece después de algunas semanas,  se debe recurrir a cirugía.

¿En qué consiste esta Cirugía? 

a cirugía de Chalazión es una sencilla intervención ambulatoria, que se realiza con una inyección de anestesia local. El cirujano extirpa el Chalazión drenando todo su contenido a través de una pequeña incisión en la parte interior del párpado, para evitar que quede cicatriz. En escasas ocasiones debido a sus características o ubicación, se debe hacer la incisión por piel. Es poco frecuente hacer sutura.

Riesgos y complicaciones

Existen riesgos y complicaciones como en toda cirugía, pero la principal complicación es la probabilidad que aparezca otra lesión en el mismo lugar, lo más probable es que otra glándula esté comprometida. La recurrencia no existe, ya que al abrir una glándula esta deja de funcionar.
Es probable que sí el Chalazión lleva mucho tiempo, existirá mucho tejido fibroso lo que se notará luego de la cirugía, como que no desapareció por completo. La cirugía no puede garantizar que no volverán a aparecer otras inflamaciones o Chalazión, en la misma u otra zona del que fue extirpado, por lo que es posible que se necesite una re intervención. Cada intervención corresponde a una nueva cirugía. 

Para reducir el riesgo de aparición de un nuevo Chalazión es indispensable que mantenga los párpados muy limpios y en casos de blefaritis use el medicamento indicado por su oftalmólogo.

Indicaciones Pre – Operatorias

El día de la intervención, debe traer todos los exámenes solicitados, el pase de su Médico tratante si es portador de una enfermedad crónica y haber informado acabada y verazmente sus antecedentes de salud.
Debe presentarse con el ayuno e higiene indicada, lavado de pelo, sin maquillaje, etc. Además, acompañado por algún familiar (que asume calidad de tutor), al ingresar y al retirarse del Instituto.

Recuperación

La recuperación de esta cirugía de dependerá de cada caso. En general después de la intervención, el paciente puede conducir y retomar su vida normal en un par de días. Como en cualquier intervención, puede producirse un pequeño hematoma en la zona, que desaparecerá antes de 10 días y si se colocó un punto de sutura, éste se retira alrededor de 8 días después. 

Es un factor determinante en la recuperación, el cumplimiento estricto de la indicación médica, acudir rigurosamente a todos los controles indicados y consultar de inmediato a su tratante, en caso de molestias o dolor, para evitar el desarrollo de complicaciones posteriores. 

Indicaciones Post – Operatorias

Asistir a todos los controles y cumplir con todas las indicaciones de su Médico. Debe usar colirios nuevos y, antes de su aplicación lavarse las manos. Evitar manipular el área de sus ojos, no tocarlos el primer día. Lavarse la cara y pelo con especial cuidado. No maquillarse hasta que esté autorizado.
Estas indicaciones son vitales para el éxito de la cirugía.

CHALAZION