LASEK o PRK

La Queratectomía Fotorrefractiva, conocida también como PRK, y con su actual adaptación como LASEK (Laser-Assisted Subepithelial Keratectomy) es un tipo de Cirugia Refractiva electiva y programada que a diferencia del LASIK ( en donde se realiza un flap corneal por medio de un microqueratomo o laser phentosegundo) en esta no se realiza un flap previo a la aplicación del laser si no que se aplica este directamente sobre la superficie corneal , habitualmente con previa extracción solo del epitelio por lo que tiene por beneficio el dejar un lecho o remanente corneal postquirugico mayor que incide en dar mayor estabilidad a largo plazo, para pacientes mayores de 20 años con defectos refractivos estables como miopía, hipermetropía y astigmatismo, se utiliza un laser llamado excimer para corregir la córnea logrando una mejor visión y calidad de vida al proporcionar mayor independencia al uso de lentes ópticos o de contacto, entendiendo por esto en que podría requerir un lente suave para remanentes refractivos, aunque en la gran mayoría de los pacientes no los use.

¿En qué consiste esta Cirugía? 

Normalmente, se opera un ojo y en día próximo el otro, aunque se pueden intervenir los dos ojos en una sola sesión, una decisión que deberá tomar el paciente en consulta con su Médico.
En la cirugía, usted estará todo el tiempo despierto, sus ojos son los únicos anestesiados con colirios especiales. Un tipo de separador de parpados se coloca sobre el ojo, para mantener sus párpados abiertos. Normalmente, esto no es incómodo.

Se le indicará que centre su mirada en un rayo de luz por un corto tiempo. Es importante mantener la mirada fija sobre ese rayo de luz, con el fin de obtener los mejores resultados. Su Médico observa el ojo intervenido a través de un microscopio, asegurándose que permanece en la posición correcta, mientras que el láser envía pulsos de luz a su córnea y elimina las imperfecciones. Es importante mantener la mirada fija sobre ese rayo de luz, con el fin de obtener precisión y los mejores resultados.

El equipo láser hará un sonido constante mientras que los pulsos de luz están ocurriendo y podrá sentir un olor ligeramente agrio durante la extracción de tejidos. La mayoría de las personas no sienten dolor durante el PRK. Pero en el postoperatorio sobre todo entre el segundo y cuarto día si hay dolor , el cual será manejado por el Dr. Franco Valenzuela moderándolo por medio de analgésicos y la aplicación de lente de contacto terapéutico durante la primera semana , que el mismo lo retirara al séptimo día aproximadamente.

Riesgos y Complicaciones

Esta cirugía presenta muy bajo grado de riesgos pero, como en todo procedimiento oftalmológico, se pueden presentar:

  • Irritación del ojo

  • Infección en la córnea

  • Cicatrización de la córnea o problemas permanentes con la forma, lo cual impide usar lentes de contacto.

  • Disminución de la sensibilidad al contraste, objetos borrosos o grises incluso con visión normal Sensibilidad a la luz.

  • Resequedad en el ojo

  • Halos o resplandores

  • Dificultad para conducir de noche

  • Parches rojos o rosados en la parte blanca del ojo (normalmente transitorios)

  • Disminución de o pérdida permanente la visión

Algunas complicaciones se corrigen con una re operación, al cabo de unos meses.

Una PRK es un procedimiento ambulatorio y rápido, donde el Médico utiliza una computadora para ajustar el láser especial a la prescripción de su paciente, de acuerdo a los exámenes previos.

Indicaciones Pre - Operatorias:

Suspender el uso de lentes de contacto previamente, de acuerdo a indicación médica.
El día de la intervención, el paciente debe presentarse acompañado por algún familiar o tutor, al ingresar y al retirarse del Instituto.
Debe haber informado acabada y verazmente todos sus antecedentes de salud y tener todos los exámenes solicitados por su Médico tratante.

 

Recuperación 

La recuperación es muy rápida. Usted verá mejor desde el mismo día y su visión irá mejorando con el tiempo.
Puede hacer vida normal desde el dia siguiente
Después de una PRK y luego de descansar un poco, podrá ir a casa. (alguien le debe conducir).

El Médico prescribirá medicación para el dolor post-operatorio, la mayoria de los pacientes no sienten dolor durante la cirugía, pero es muy frecuente que entre el 2° y 3° dia sienta dolor a manera de basura en el ojo, que disminuye con los analgesicos indicados. Además indicará antinflamatorios y antibióticos en colirios durante unos días.

Le pondrán un lente de contacto blando al finalizar la cirugía, para ayudar a la regeneración y protección de los tejidos.
Es un factor determinante en la recuperación, el cumplimiento estricto de la indicación médica, acudir rigurosamente a todos los controles indicados y consultar de inmediato a su tratante, en caso de molestias o dolor, para evitar el desarrollo de complicaciones posteriores.

Indicaciones Post – Operatorias

Cumplir con las indicaciones de su Médico, usar colirios nuevos, lavarse las manos antes de su aplicación, evitar manipular el área de sus ojos, no tocarlo el primer día, especialmente no frotarse y no poner presión durante 5 días.
En general, se aconseja un par de días de descanso y se recomienda no llevar a cabo ejercicio fuertes, durante un máximo de una semana, ya que esto puede traumatizar el ojo y afectar la cicatrización.

Evite ambientes contaminados, bañarse en piscinas o el mar y maquillaje hasta que su meédico lo autorice.
Algunos pacientes necesitan anteojos o lentes de contacto después de la corrección láser de la visión, aunque su nivel de prescripción será mucho más bajo que antes.